sábado, 22 de septiembre de 2018

Velada Ninjutsu y cultura japonesa

Hola queridos Creadores de destinos, bienvenidos una vez más a blog. Otra vez vuelvo con la sección "Aventuras del destino" para hablaros de una actividad que se celebro en las fiestas de mi ciudad.
Es bonito conocer las costumbres de otras culturas, y está vez en este evento ha sido la japonesa. Pasamos toda la tarde haciendo los diversos talleres que ofrecían y viendo los expositores, entre ellos jardines zen, origami, juegos japoneses, kirigami, etc...
Hubo dos talleres principales, uno el de Ninjutsu, que repartieron en dos grupos; uno para mayores y otro para niños, este arte marcial de japón está basado en técnicas que han utilizado los ninjas, en este no participé ya que era el que más duraba, pero mis dos acompañantes a esta velada lo probaron y pasaron un buen rato, además de aprender algunas técnicas básicas de este arte marcial.
Otro de los talleres a los que se podía apuntar era el de Reiki, seguro que aunque no lo hayais probado, si habéis hablado alguna vez. Te dan una sesión transmitiendo la energía de la persona a través de sus manos para tener un mejor bienestar físico, además del emocional y el espiritual. Para conseguirlo está energía que transmiten al cuerpo la conducen a través de los chakras para el equilibrio del organismo.
Además de estos dos talleres en los que la gente se podía apuntar, había unos cuantos más en los que podías pasarte sin necesidad de apuntarte. Al finalizar la velada también pudimos disfrutar de una exhibición de Ninjutsu.
A continuación, mostraré varias fotos que hice del evento.
Taller de reiki.

Exposición de varias armas japonesas
Taller de kimonos femeninos.
Realidad virtual en donde vimos Japon en 3D a través de una aplicación.
Taller de origami. Arte que consiste en crear figuras a través del papel.
Taller de Sumie, tecnicas de dibujo con tinta.
Exposición de figuritas japonesas.
Taller de juegos japoneses.
Taller de jardines zen.
Exposición de armaduras japonesas.
¡Nos leemos en la siguiente entrada!
¡A seguir disfrutando del fin de semana!

domingo, 16 de septiembre de 2018

WrimoLMDE - 1ª Parte

¡Ya es Domingo! Y como sabéis, por la anterior entrada aún sigo con el reto #WrimoLMDE, y para finalizar la semana, voy a empezar a subir por aquí los microrrelatos. Así que ya tenéis disponibles cinco, de los primeros días. También podéis acceder a ellos dando a la imagen y os llevará a la entrada correspondiente de cada microrrelato.

¡Empezamos!


El reto sigue hasta fin de mes, así que aún me quedan bastantes microrrelatos por subir, podréis seguir el reto a través de twitter y facebook de La maldición del escritor. Y bueno, hasta aquí, la primera parte, espero que los esteis disfrutado y que tengáis un buen inicio de semana. 

¡Hasta la próxima entrada!

Protección de estrella


Era de noche y el cielo anunciaba una lluvia de estrellas. Todos los de aquella ciudad se dedicaron a admirarla desde varios rincones, salvo en el gran parque, donde todos los días paseaban niños y mayores, y donde vivían varios tipos de pequeños animales y plantas que hacían más vivo aquel lugar.

Pero ese día todo estaba más silencioso desde que la noticia trágica llegó. El gran parque fue sentenciado a ser utilizado para construir más edificios. Mucha gente siguió luchando, incluso la propia naturaleza. Y eso se supo cuando una de las estrellas de aquella noche cayó al lago del gran parque.

Esa noche, el cielo y el agua fueron testigos de aquella criatura, que al nacer de aquella mística manera, le fue otorgada una misión.

Convertir aquel lugar en un sitio encantado.

Convertir aquel lugar en un sitio que nadie se atreviera a destruir.

Cristales rotos


Cierro los ojos en cuanto noto los rayos de sol entrando a través de la rotura del cristal transparente. Me siento atrapado por el cinturón y tan dolorido que apenas puedo respirar, tan solo puedo escuchar las sirenas acercándose más y más mientras siento como voy perdiendo el conocimiento.

―¡Hay que llevárselo, lo estamos perdiendo! ―Me incorporo rápidamente, confundido, sobre todo al ver que me encuentro en frente a un pub y con mi mente algo nublada.

―¿Vas a entrar o te arriesgas a ir en el tuyo? ―Aquella voz se me hizo conocida por lo que no dudo en entrar, pero al sentarme en aquel vehículo puedo ver que algo no va bien. Sobre todo al ver como la persona que me devuelve la mirada a través del retrovisor no soy yo.